Koketo

Mezcal KOKETO

El mundo del mezcal está creciendo a dobles pasos agigantados. De acuerdo a cifras publicadas por el Consejo Regulador del Mezcal (CRM), en años recientes se ha logrado el éxito que antes se pensaba insospechable: llevar una bebida espirituosa robusta, compleja y ahumada, al mero gusto del mexicano, con historia y tradición indígena y ancestral, a más de 64 países alrededor del mundo.

Aunque sigue siendo un mercado pequeño y de nicho, IWSR asegura que en el 2018 se tuvo el crecimiento más alto de la categoría al convertirse en una de las bebidas artesanales más populares para los Milennials y Hipsters. Este aumento trajo consigo una alta competitividad. Lo que comenzó siendo un ámbito de empresas familiares mexicanas, ahora los pequeños productores se enfrentan a grandes casas de la industria como Pernord Ricard y Diageo; y no sólo eso, celebridades de Hollywood como George Clooney, Aaron Paul y Bryan Caston quienes han lanzado sus propias marcas de mezcal.

Luego entonces, ¿Cómo lograr entrar a un mercado global y local tan fragmentado y posicionarse en la mente de los consumidores ante una oferta tan variada? Con diferenciación y con narrativa; es decir, contando una historia. La categoría es tan diversa que no existen claves ni reglas gráficas como sucede en otras. Cada marca de mezcal tiene su propio discurso y retórica, permeando a cada punto de contacto como el envase y el punto de venta. Al tener cancha abierta se tiene mucha libertad de exploración gráfica, pero es fácil perderse en el reto si no se establece una estrategia clara.

La historia de Koketo comienza con el sueño de jóvenes emprendedores mexicanos de compartir con el mundo sus raíces y tradiciones con un toque de alegría y vivacidad que caracteriza al humor Mexicano.

De ahí el nombre de marca, conceptualmente controversial a la vez que diferencial, y el ambiente gráfico, fundamentado en el carácter espiritual y mágico de Oaxaca: La danza de las Plumas llevada a un mosaico de colores Zapotecos de narrativa positiva y alegre que contagia.

Los personajes de abstracciones con un toque artístico tienen el poder de convertirse en íconos y representar de forma viva los atributos y valores de una marca. Nuestro coqueto bailarín viste llamativamente el empaque con su apariencia y personalidad única y dinámica que hacen al Mezcal Koketo sumamente reconocible desde su lanzamiento. Si bien Koketo no cuenta con una casa productora propia, tiene desde su concepción puntos de venta asegurados como restaurantes para un público joven abierto a nuevas y auténticas experiencias de marca.

Proyectos como éste, autorales y alejados del mainstream son retadores pero completamente satisfactorios, nuestro objetivo es acompañar a los valientes soñadores a llevar alto y con orgullo lo mejor de nuestra tierra.

Let`s work together